Nivel escolar: a partir de 8 años. Hacia los 9 ó 10 años, generalmente los niños y las niñas han superado la mayor parte de los trastornos básicos, pero le suelen quedar ciertas secuelas que impiden su  pleno rendimiento. Por  ejemplo, aunque haya conseguido una lectura comprensiva, ésta será lenta y poco expresiva; su ortografía seguirá siendo mala: precisamente la disortografía es la nota característica de la dislexia en esta última etapa junto con la pobreza de expresión verbal. Por  todo ello, la corrección no puede darse por terminada con la superación del nivel anterior, sino que  estimamos conveniente establecer otro nivel que sirva, tanto para afianzar las nociones adquiridas como para aminorar las dificultades que se le presentan todavía. Si lo desea puede ver páginas interiores de la obra:
Páginas interiores